Canal RSS

Archivo diario: 16 agosto, 2009

Ventajas de vivir en un pueblo de diez casas

Publicado en

Ventajas para mí, claro, en relación al defe.
– Te olvidas de pasar en promedio una o dos horas diarias en el metro y/o camión o microbús para llegar al trabajo o a la escuela, con todo lo que eso conlleva: asaltos, empujones, manoseos, estrés, cansancio, contaminación visual, auditiva, ambiental.
– Tardo 10 minutos, en mi coche, para llegar de mi casa al trabajo. De regreso hago 20, porque hay más rodeos y semáforos.
– El coche efectivamente resulta más rápido y cómodo para trasladarme a cualquier lado, a diferencia del defe, en donde es casi suicida ir al centro entre semana en coche, por poner sólo un ejemplo.
-No hay tránsito horroroso.
– Atravesar toda la “ciudad” no te lleva más de 45 minutos, así que vivas donde vivas, todo te queda cerca.
– Si me anda del baño cerca de la hora de salida del trabajo, puedo esperarme a llegar a mi casa, cosa immmmposible de hacer en el defe.
– De igual manera, si olvido algo (cosa que casi a diario sucede: dinero, toalla sanitaria, libro, credencial, papel, etc.) o si de repente hace frío y no traje suéter, voy rápidamente a mi casa y regreso al trabajo en media hora.
– No hay manifestaciones, plantones, motines ni paros.
-No te asaltan en cada esquina ni te roban el coche a la menor provocación. Claro que los últimos años ha aumentado muchísimo la delincuencia, y entonces como somos tan pocos habitantes, las probabilidades de que te toque son muy altas.
– El nivel de vida es mil veces más cómodo: media hora en ir y regresar del trabajo, tienes mucho tiempo de sobra para cocinar y comer en tu casita, hacer ejercicio como más te agrade (en los parques o en gimnasios), salir, o simplemente echar la hueva, dobletear laboralmente, o trabajar y estudiar.
– Cero contaminación ambiental, aire puro aunque también gélido.

– Cuando me siento triste o depre o hastiada en el trabajo, puedo salir y llegar a mi casa en 15 minutos y comer a gusto, o visitar a mi esposo y que me consuele, o despejarme.

– Puedo usar tacones todo el día porque me traslado en coche a todos lados.

Anuncios