Canal RSS

Archivo mensual: diciembre 2009

Saldo de diciembre

Publicado en

Todavía faltan dos días, pero empiezo:

Vacaciones, y apenas voy por la mitad, porque entro hasta febrero!

Viajes. Rápidos y sencillos, pero viajes al fin: Zacatecas, Aguascalientes y Veracruz.

Aprendizajes maravillosos: fertilidad consciente. Mi cuerpo no es la dimensión desconocida, sólo falta que lo corrobore.

Tres días enteros en los malditos bancos, pero tenía que poner orden en mis trámites financieros. Me he quitado un enorme peso de encima que tenía enquistado desde hacía meses. Ingreso oficial a la era de banca por internet, a ver si de veras…

Hogar limpio en un 90%, ya pueden visitarme inesperadamente.

Lo horrible:

En unos cuantos días he subido horriblemente de peso, hay pantalones que de plano ya no me quedan, lo que me hunde en un profundo asco por mi persona; pero los paseos y las comilonas del 24 y el 31 nadie me los quita. Además, que no cunda el pánico, ya tomé medidas al respecto, sólo es cuestión de no desesperarse en lo que la ropa vuelva a quedarme bien.

Intercambio navideño

Publicado en

Muchísimas gracias a Vanessa Osorno, del blog ImaginARTE siempre, por el regalo que me mandó en el intercambio navideño. Es el primero que recibo a larga distancia y hecho a mano. !Está precioso! Gran emoción desde recibirlo y abrir la caja y encontrarme con esto:

Como niña pequeña a escarbar para descubrir lo que contiene:

Dos cajitas de regalo bellamente decoradas, pequeñitas y tiernas.

Y seguir escarbando:

Un cuadrito pintado a mano por Vane!

Y por último, la cartita. ¡Gracias nuevamente, Vane!

Contra el aburrimiento

Publicado en

-¡Luser, alguien pregunta por ti!

-¡No me digas! ¿Dónde está?¿Ya me vio?¿Está afuera, todavía no ha entrado?-. Y corre a esconderse detrás del escritorio más cercano. Se tira al suelo, muerto de miedo, se agazapa como si estuviera en una trinchera bélica en peligro de muerte.-Avísame si entra, que no me vea, que no me vea.

El otro, con solidaridad infinita:

-Sí,sí, ¿agáchate bien, túmbate todo que ahí viene! Te va a descubrir, corre a la derecha.

El luser, obediente, se arrastra cual gusano para esconderse tras otro escritorio. El lastimoso espectáculo se prolonga para que varios lo veamos, unos con la risa contenida, otros de plano se alejan para soltar la carcajada.

El amigo solidario ya no aguanta más:

-¡Jajajajajajajaj! ¡No es cierto, luser, no es nadie! jajajajjajajajjajajja

Que no se diga que nuestros días no tienen episodios divertidos.

Ah, sí, ¿que porqué el luser cae todas las veces? Pobre, no tiene la conciencia tranquila: digamos que es un poquito transa, ya casi se le acaban las víctimas en el pueblo de diez casas, pero que no cunda el pánico, su astucia le permitirá encontrar nuevas presas siempre, pues sabe ser encantador, es muy educado, cortés, tiene presencia, sabe conocer a la gente, excelente conversador, buen amigo, buen padre, buen esposo, buen trabajador, buen amante, reparte consejos a diestra y siniestra, alardea de un sinfín de experiencias edificantes, te quiero te amo se me parte el corazón con las injusticias del mundo…

Claro que el divertimento, si estás a tono, dura dos minutos. Después te sientes en un abismo más hondo por haber presenciado y participado de semejantes visiones.

El hoyo, quinta región

Publicado en

 Desde hace casi dos años, así está el pueblo por todos lados, a punto de dejar de ser pueblo de diez casas para convertirse en pueblo de veinte casas.

La gente se queja del tránsito: -!Qué horror, hice veinte minutos, el tráfico está horrible!-. Ayyyyyy, ternuritas, pienso yo. Lo malo es que así como va, en poco tiempo ya no me va a dar ternura, que sí está creciendo mucho.

Otro regalo de aniversario

Publicado en

 

Chispa

Publicado en

¡Miren lo que me encontré el otro día!

Ay, ya ni me acordaba! ¡Pero cómo no, si las leía todas cuando era niña, en la biblioteca de mi colonia! Ash, ¿será porque eso fue ya hace milenios?

Los misteriosos hoyos negros... Los misteriosos hoyos negros… No, pues en esta revistaba te informabas de todo… (ash, ya me contagiaron mis compañeritos, jijiji)

Pones la imagen a contra luz y puedes ver los huesos de Mariana. No se puede apreciar bien con las fotos, pero  todos los dibujos son hechos a mano.

¡Los experimentos del tío Bolita! NOnononnoo, estaba yo extasiada con este hallazgo, quería robármelas en vez de sacarles foto

Ay, qué tiempos aquellos… Y ya no las hacen como antes… Y los niños de ahora ya no son como en mis tiempos…

No se me ocurre título pero puedo notar que estoy desperdiciando una oportunidad para uno ingenioso

Publicado en

Hace unos días no tuve internet en casa, entonces fui como tres veces a un internet cercano a subir entradas al blog.

Ash, ya había empezado a escribir sobre el monito que atiende y blablabla pero ya lo borré porque…

El caso es que a raíz de esas ocasiones, cada vez que paso por ahí (que es muy seguido) el monito se me queda viendo, a veces está con amigos y cuchichean y voltean a verme hasta que me pierdo en el horizonte cual si obedecieran una señal. Eso es ya sea pase yo a pie, me estacione enfrente del changarro para ir negocio de al lado, pase con mi esposo; voltean a verme pasar.

Lo clásico es que yo le haya gustado y aplique lo de primero de primaria de: “mira, esa es la niña que me gusta, jijiiji, ay ¿a poco no está bonita?”. Además en este pueblo la norma es que a cualquier monita le digan de cosas en la calle, no hay que estar despampanante ni mucho menos. De hecho, algo cagadísimo que siempre me pasa es que cuando voy por la calle en mis peores fachas así feísima, me dicen de cosas y hasta me han invitado un café, jajajaja. (¿Otro aspecto perverso del machismo? ¿Si vas partiendo plaza se sienten intimidados?)

Pero ojalá sea eso, porque para seguir con el tema semanal de la paranoia, recuerdo que se paseaba por el locar y supongo que veía las pantallas, y ahora sospecho que a lo mejor practica el espionaje en sus máquinas y vio que estaba subiendo cosas a mi blog y desde entonces lo lee y entonces es de: “mira, ahí como la vez de modosita, ésa es la loca que escribe todas estas sandeces”

Si me estás leyendo, monito: pues en uno de esos días escuché tu edad. Ya pasó la época de las miraditas y cuchicheos en grupito, ¿no?, sea cual sea el motivo.

p.d. Tu conexión está bien pinche lenta (la de internet)