Canal RSS

Archivo diario: 8 septiembre, 2010

Este post es la sonrisa de Claudia

Publicado en

No, yo lo veo de este modo: a pesar de tu soledad forzada, a pesar de que te las tuviste que arreglar, a pesar de que tuviste que ingeniártelas, tu relación con el mundo truncada desde el principio; a pesar de todo eso, tú quieres dar algo bueno a este mundo, a los otros, y además te interesa que ellos lo reciban así, quieres que reciban lo que tú les ofreces, buscas un vínculo pero no sabes cómo. A pesar de todo, buscas al mundo.

Pero no sabes cómo te recibe el mundo, no puedes saberlo, porque tu anfitriona siempre te dijo: “esa no eres tú, eso no eres tú; no es cierto, no te lo creas, no es importante lo que haces ni lo que piensas ni lo que dices, no eres importante, no eres nadie, no eres.”

Lo bueno que ofrecías lo hacía mierda.

Y entonces ya no sabes quién eres.

Y entonces ya no sabes lo que das, ni cómo ni cuándo.

Y entonces tienes miedo. Siempre.

Y entonces piensas que todos son ella.

Y entonces sientes que siempre tienes que demostrar algo. Das por hecho que todos te juzgan, que todos tienen mala impresión de ti, que todos rechazan lo que das. O que eres indiferente para el mundo.

Alguien te dijo un día, con toda la razón: “tuviste mala leche”. Entonces te dolió saberlo, te dio vergüenza que alguien más lo viera (auch, qué horror).

Pero ahora ya no, porque probaste la mala leche, pero no dejaste que te alimentara o, mejor dicho, que te pudriera.

Y entonces sabes por qué has buscado gente sin mala entraña, en donde sea, como sea.

Gente que tenga y conozca sus lados oscuros, mas no que tenga mierda por dentro.

Y entonces comprendes por qué lloras desde las vísceras con la escena final de Magnolia.

La sonrisa de Claudia.

La sonrisa de Claudia cuando te ve.

Y entonces te reconforta comprender, al fin, la naturaleza de tu llanto: no es dolor, es esperanza.

No es pasado, es presente. AQUÍ Y AHORA.

No es oscuridad, sino consuelo.

No es horror, sino belleza.

No es odio, es amor.

No es muerte, es vida.

La sonrisa de Claudia.

Anuncios