Canal RSS

Archivo mensual: julio 2011

Lady Gaga, o la institucionalización de la monstruosidad

Publicado en

Olviden el título pseudo pretencioso.

El 6 mayo fui al concierto de Lady Gaga, en el Foro Sol. Me gustaban sus canciones, se me hacían pegajosas, divertidas, mercadológicamente brillantes.

Quería divertirme, brincotear un rato, bailotear. Esperaba ser deslumbrada con un espectáculo nunca antes visto.

Sí fue todo eso, y más. Yo no sé, pero me convenció totalmente su discurso de “viva la diferencia, quiéranse, atrévanse, crean en ustedes mismos, sean diferentes, amémonos todos”. Se la creí totalmente.

Fue el último concierto de toda su gira mundial, y para haberlo hecho más de doscientas veces, fue tan convincente: lloriqueó genuinamente (yo estaba en las primeras filas), gimió, nos contó su vida, nos dio las gracias miles de veces… O es sincera o es muy buena actriz. Y cualquiera de las dos posibilidades se agradece ampliamente.

Salí de ahí conmovida, en verdad.

Salí de ahí escuchando con nuevos oídos las letras de sus canciones, repetidas hasta el cansancio en todos los radios, canales de videos, comerciales, páginas de internet.

Una semana después, transmitieron un concierto de la misma gira, que dio en el Madison Square Garden, por el canal HBO, y pude constatar que el que yo vi fue mil veces mejor, quesu discurso no fue el mismo, que se adaptó a cada público, que se emocionó menos en su propia tierra, que se entregó en cada concierto, que lo que nos dijo tal vez era cierto, salido del corazón.

Y semanas después transmitieron por VH1 (sí, veo demasiada tele, no me importa admitirlo) la entrevista onda psicoanalítica Inside the Outside y ya de plano caí rendida a sus pies.

El nudo en la garganta que se le nota cuando habla de su padre

Las anécdotas familiares que narra. Sus recuerdos.

Algo que me parece importante señalar: agradecida. Menciona, con nombre y apellido, destacando la importancia que tuvieron en su vida, a las personas que le enseñaron algo, que la han acompañado: a Fernando Garibay, a su primer maestro de canto, al grupo al que ella les abría el concierto (y que ahora le abrieron a ella todos sus conciertos de la gira Monster ball).

Sea o no un personaje (todos lo somos), es un personaje conmovedor, inteligente, “original”, sencillo, agradecido, con raíces, y con valentía.

Un personaje que viene bien ahora.

Un personaje de los que me gusta encontrar en los libros, en las películas, en las historias.

Un personaje que me gustaría encontrar en el espejo.